cómplices v (hablemos de finales)

2 ago. 2015

Vos siempre fuiste algo parecido al misterio. Historias a cuentagotas, secretos que no-saldrían-a-la-luz. Sos un enigma: me habría gustado descifrar esa oscuridad; pero, vos lo sabés, en esta cuerda floja, jamás podríamos ser.


Decido conformarme con un “hola, ¿cómo estás?”, respuestas vagas, temas de interés general. Lo nuestro es el desencuentro, el estar tan cerca y alejarnos, espacio en expansión. Evito mirarte a los ojos, que las chispitas no me ceguen, que no quemen mis mejillas. Sería más fácil un silencio cuasi eterno, vos preguntando qué es lo que me pasa. Casi podríamos haber sido, dos semanas atrás.

Hoy no somos cómplices. Ya no somos compañeros de sendas peatonales. Hoy sos vos y yo te veo existir. Hablemos de ceder, de renunciar, de esto-no-vale-la-pena. Hablemos de finales.