cariño oportunista

29 jul. 2015

Es divertido jugar a que no te entiendo, a que vos sos mudo y yo sorda, que la comunicación es una barrera y vos todavía la querés saltar. A veces no te entiendo, a veces soy una ilegal en tus fronteras, un día o dos y me querés, o no, viviendo escondida, “que no se entere nadie”.


Soy una risa y esa compañía suave en tus tarde-noche, alguien que no existe en tu universo de facultad a facultad y canciones en la guitarra. Vos te olvidás, yo soy una especie de recuerdo medio marchito, olvido de planta en vacaciones, vos sabrás.

Qué fácil es el cariño oportunista, un te amo y nada más, el “no te quiero, va más allá” y ni una visita. Pero yo soy tuya (adjetivo posesivo: te pertenezco) y ya estoy cansada de las idas y vueltas, del te quiero pero no acá.